Esta web usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso y lo expuesto en nuestra POLITICA DE COOKIES Y PRIVACIDAD Saber más

Acepto
Carboxiterapia

Carboxiterapia

La carboxiterapia consiste en la aplicación de pequeñas microinyecciones de dióxido de carbono (CO2) de forma subcutánea para la regeneración de la piel.

Es una de las mejores técnicas para combatir la acumulación de grasa localizada, celulitis, estrías y flacidez, sin necesidad de recurrir a una intervención quirúrgica.

Este tratamiento aumenta la formación de colágeno en la zona dándole un aspecto terso y luminoso a la piel, por lo que también está indicado para casos de envejecimiento corporal o facial tales como la eliminación de arrugas, líneas de expresión y ojeras.

En personas que presenten niveles avanzados de exceso de grasa será necesario acompañar la carboxiterapia de actividad física y de un control alimenticio, así como combinarla con otros tratamientos médico-estéticos y/o estéticos como la radiofrecuencia médica, presoterapia, ondas de choque o mesoterapia. 

Mecanismo de actuación

La infiltración de CO2 se realiza a través de una aguja muy fina que está conectada a un equipo desde el que se regula la velocidad con la que el gas penetra en el cuerpo, el tiempo de inyección y la dosis suministrada.

Al penetrar, el dióxido de carbono produce óxido nítrico que a su vez favorece la microcirculación de la piel y la formación de elastina y colágeno. Además, el CO2 rompe la grasa existente lo que produce una mejora de la calidad de la piel, una disminución del volumen de la zona y el alivio de síntomas que acompañan a la celulitis, como la pesadez e hinchazón.

Indicaciones Médico-Estéticas

La carboxiterapia mejora la microcirculación y la oxigenación de los tejidos, estimula la producción de colágeno y elastina y tiene efecto lipolítico. Se emplea tanto a nivel facial como corporal.

 

Las principales indicaciones médico-estéticas de la carboxiterapia son:

• tratamiento de la celulitis y de la grasa localizada

• tratamiento de la flacidez y textura de la piel

• preparación y posterior recuperación de los tejidos involucrados en una liposucción

• tratamiento de las estrías, fibrosis y adherencias

• tratamiento del envejecimiento cutáneo: arrugas y líneas de expresión

• tratamiento de la coloración de las ojeras

• tratamiento de la ptosis palpebral (párpado caído)

• tratamiento de la papada

• tratamiento del acné, de las marcas de acné y cicatrices

Protocolo de tratamiento

La carboxiterapia es uno de los tratamientos más eficaces para el rejuvenecimiento facial, tratamiento de la celulitis, flacidez y estrías corporales.

En todas las indicaciones médico estéticas para las que se recomienda este protocolo, el gas es administrado mediante una aguja muy fina bajo la piel. Una vez se introduce en el cuerpo se expande con gran facilidad por todos los tejidos adyacentes mejorando así su oxigenación.

Carboxiterapia facial

La carboxiterapia resulta especialmente beneficiosa en casos de flacidez facial y en coloración de ojeras. 

En estos casos el número de sesiones es variable, dependiendo del estado que presente el paciente, pero por lo general se necesitarán un mínimo de cinco sesiones con un intervalo de tiempo de una semana entre ellas. Después el paciente deberá someterse a un mantenimiento de una sesión cada tres o cuatro semanas.

La sesión durará unos 15 minutos y puede combinarse con otros tratamientos faciales para potenciar sus resultados, siempre y cuando el especialista lo estime conveniente.

Asimismo, para mejorar los efectos beneficiosos se podrá emplear un tratamiento domiciliario a base de cremas con principios activos antioxidantes.

Carboxiterapia corporal

La carboxiterapia se ha posicionado como uno de los tratamientos más eficaces para el tratamiento de la celulitis y grasa localizada, la flacidez y las estrías corporales. 

En estos casos el número de sesiones es variable dependiendo del estado que presente el paciente, pero por lo general se necesitarán un mínimo de quince sesiones con un intervalo de tiempo de una semana entre ellas, aunque en algunos casos podrían realizarse dos sesiones por semana. Después el paciente deberá someterse a un mantenimiento de una sesión cada tres o cuatro semanas.

La sesión durará unos 45 minutos y puede combinarse con otros tratamientos corporales como mesoterapia u ondas de choque para potenciar sus resultados, siempre y cuando el especialista lo estime conveniente.

Asimismo, para mejorar los efectos beneficiosos podrá emplear un tratamiento domiciliario a base de cremas con principios activos anticelulíticos.

Efectos secundarios y contraindicaciones

La carboxiterapia no duele ni produce reacciones adversas de importancia, salvo una leve hinchazón de la zona y/o pequeño enrojecimiento que perdura unos minutos. En algunos casos puede aparecer un hematoma que desaparecerá en pocos días. Tras someterse a la sesión el paciente puede incorporarse a su vida diaria, evitando el sol las siguientes 48 horas.

Este procedimiento no debe aplicarse en personas con cáncer, diabetes, epilesia, asma, insuficiencia renal, hepática o respiratoria, hipertensión no controlada, infecciones localizadas o enfermedades cutáneas próximas a la zona. Tampoco debe realizarse en aquellas personas que hayan sufrido arritmias o padezcan coronariopatías. 

La carboxiterapia está contraindicada en el embarazo.

ya 30  logo facebook  logo youtube  logo instagram   logo yo avanzo blog

   Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda - NRS: C-15-000874 - Rúa da Senra, 7-9 Bajo B Santiago de Compostela - clinica@yolandaalbelda.com - T: 981561625 - Aviso Legal - Política de Cookies