Esta web usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso y lo expuesto en nuestra POLITICA DE COOKIES Y PRIVACIDAD Saber más

Acepto

El triángulo de la belleza

En la juventud el rostro mantiene toda su fuerza en la parte superior. La estructura facial se muestra más ancha en la parte de arriba, reduciéndose progresivamente a medida que descendemos sobre ella, alcanzando su punto más estrecho en la zona del mentón. 

Las fosas temporales no están hundidas, los pómulos están firmes, el óvalo facial y región mentoniana se muestran tersos, la piel del cuello fuerte y el contorno facial perfectamente definido.

Con el paso de los años este triángulo invierte su posición mostrando su parte más ancha en la zona inferior del rostro, como consecuencia del descolgamiento de los tejidos conectivos de la piel. 

Aparecen arrugas en la zona de la frente y orbicular del ojo, las fosas temporales se hunden, las mejillas se aplanan y el tercio inferior del rostro se descuelga, dibujando una línea mandibular más ancha y laxa.

Esta nueva apariencia facial hace que en el rostro se muestre envejecido y adquiera un halo de tristeza, así como un aspecto más apagado y fatigado.

 

 

ya 30  logo facebook  logo youtube  logo instagram   logo yo avanzo blog

   Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda - NRS: C-15-000874 - Rúa da Senra, 7-9 Bajo B Santiago de Compostela - clinica@yolandaalbelda.com - T: 981561625 - Aviso Legal - Política de Cookies