Esta web usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso y lo expuesto en nuestra POLITICA DE COOKIES Y PRIVACIDAD Saber más

Acepto

Manifestaciones clínicas más frecuentes

 

Bolsas

En ocasiones, los vasos sanguíneos que se sitúan debajo de los ojos se dilatan apareciendo como consecuencia una leve hinchazón en la zona. El sistema circulatorio se mueve más lentamente acumulándose líquido bajo los ojos, que se aprecia en forma de bolsas.

Otra causa de la aparición de bolsas es la acumulación de pequeños depósitos de grasa bajo los ojos.

El protocolo de actuaciones médico-estéticas más recomendado dependerá del tipo de bolsa. En una bolsa por retención de líquidos los procedimientos médicos más recomendados son  la carboxiterapia y la mesoterapia con vitaminas y otros principios activos. También podrían aplicarse tratamientos cosmetológicos en cabina que drenen la zona con un masaje local específico manual o con radiofrecuencia. En el caso de una bolsa de grasa la solución más eficaz es la cirugía.

Ojeras

Las ojeras se definen como una pigmentación grisácea-púrpura que se posiciona en el párpado inferior del ojo, causando un inestetismo facial a quien las padece.

Su aparición puede estar motivada bien por un depósito de pigmentos dérmicos y epidérmicos a este nivel, un aumento de los vasos capilares y/o un engrosamiento cutáneo.  La deficiencia de grasa y hueco en la zona también puede provocar efecto de ojera en la región del párpado inferior. 

Las ojeras pueden ser congénitas, debidas a un exceso de cansancio o aparecer por un problema de salud, entre otras causas.

El protocolo de trabajo más recomendado para su tratamiento suele ser la carboxiterapia, el peeling químico, la infiltración de colágeno y de complejos de vitaminas, la Luz Pulsada Intensa (IPL), la radiofrecuencia médica y/o el sistema Ultherapy, dependiendo del estado que presente la zona.

Otras hiperpigmentaciones perioculares

Además de las ojeras, la zona orbicular puede sufrir otras alteraciones pigmentarias –manchas cutáneas- debidas a un exceso de formación de melanina y que presenta consecuentemente un tono desigual al resto de la superficie facial. 

Esa coloración desigual suele estar motivada generalmente por una exposición solar excesiva, que hace que la piel genere más melanina como mecanismo de defensa contra la radiación ultravioleta.

Entre los protocolos de trabajo más eficaces para su tratamiento destacamos los peelings químicos y la Luz Pulsada Intensa.

Arrugas estáticas y dinámicas

Con el paso de los años las arrugas comienzan a posicionarse en forma radial alrededor de los ojos, produciendo una mirada desvitalizada y envejecida.

El sol y el paso de los años son los factores que más influyen en la aparición de las arrugas finas, medias y profundas en esta zona. También influye la genética del paciente, así como la mayor o menor tendencia a gesticular.

En Clínica Yolanda Albelda disponemos de distintos protocolos medico-estéticos para suavizar las arrugas de la zona orbicular.

Para las arrugas estáticas disponemos de varios protocolos de trabajo en función del estadio que presente la zona, pudiendo elegir entre peelings químicos, Luz Pulsada Intensa, mesoterapia facial para aquellas más superficiales y carboxiterapia, láser fraccional de CO2 o agentes de relleno para tratar aquellas más profundas.

Para tratar las arrugas dinámicas, más conocidas como patas de gallo, el protocolo de trabajo más eficaz es la infiltración de toxina botulínica para disminuir la fuerza natural del movimiento del músculo.

Caída del párpado superior e inferior

La caída del párpado superior o inferior  suele estar motivada por un debilitamiento del grosor de la piel del párpado inferior.

La piel del contorno de ojos presenta un grosor infinitamente menor al resto de la cara. Al carecer de músculos y de glándulas sudoríparas la tonicidad e hidratación de la zona orbicular se vuelve más complicada, propiciando la debilidad de sus tejidos a un ritmo superior y consecuentemente falta de firmeza sobre la zona.

Los tratamientos médico-estéticos más recomendados para elevar el párpado superior o inferior son la radiofrecuencia médica Indiba, el láser fraccional de CO2 o la tecnología Ulthera, dependiendo del estado que presente la zona. También podrían colocarse ciertos productos no permanentes como toxina botulínica o ácido hialurónico, policaprolactona Ellansé e hidroxiapatita cálcica Radiesse.

Si existe excesiva piel sobrante sobre el párpado superior en algunos casos la opción más recomendada es la cirugía mediante Blefaroplastia.

ya 30  logo facebook  logo youtube  logo instagram   logo yo avanzo blog

   Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda - NRS: C-15-000874 - Rúa da Senra, 7-9 Bajo B Santiago de Compostela - clinica@yolandaalbelda.com - T: 981561625 - Aviso Legal - Política de Cookies