Esta web usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso y lo expuesto en nuestra POLITICA DE COOKIES Y PRIVACIDAD Saber más

Acepto

Manifestaciones más frecuentes

Puntos negros

  

Los puntos negros son comedones abiertos que presentan una estructura de color negra entre epidermis y dermis. Aparecen como consecuencia de una obstrucción del folículo piloso debido a un exceso de grasa, la cual al exponerse al oxígeno presente en el aire adquiere un color oscuro. 

Puntos blancos o espinillas

    

Son comedones cerrados que aparecen por un exceso de sebo en la zona, produciendo consecuentemente el taponamiento del folículo piloso. Se trata de puntos blancos que no llegan a salir al exterior, por lo que la grasa no entra en contacto con el aire y no se produce su oxidación manteniendo su color blanquecino. 

Pápulas

    

Son comedones que se inflaman y forman protuberancias de color rosado o rojizo en la superficie cutánea. Este tipo de grano puede provocar dolor al tacto y si se manipula puede llegar a causar una cicatriz irreversible. La aparición de pápulas es frecuente en caso de acné moderado o severo. 

Pústulas

    

Son granos que contienen pus de color blanco o amarillo como respuesta a un proceso inflamatorio. La pústula presenta un punto blanco con una aureola y se asemeja a una ampolla. Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero se observan con mayor frecuencia en la cara, espalda y áreas con tendencia a la sudoración como ingles o axilas.

 

Nódulos

    

El acné nodular es una forma severa de acné que se forma debajo de la superficie de la piel y se caracteriza por grandes granos y enconados. El nódulo presenta una superficie mayor y es más doloroso que otras formas de acné vulgar. En algunos casos puede llegar a dejar cicatriz. 

Quistes

    

El acné quístico es la forma más severa del acné vulgar, produciendo dolor local mientras persiste. Se forma debajo de la piel y presenta pus, lo que aumenta el riesgo de dejar cicatriz en la zona afectada.  

Cicatrices

    

Son marcas que se muestran en la piel como respuesta a un proceso inflamatorio de acné severo. Hay distintos tipos de cicatrices: planas y blancas, deprimidas y rojas, hipertróficas con elevación, etc. Las más comunes en una fase de acné inflamatorio suelen ser las deprimidas, que además de mostrar una leve depresión tienen un relieve muy marcado y se difuminan difícilmente. 

Hiperpigmentación postinflamatoria

    

La zona en la que existió una pápula o quiste puede quedar afectada por una hiperpigmentación, que se muestra como una mancha de color distinto al resto de la superficie cutánea. Suele ser frecuente en personas de tez cutánea oscura y en ocasiones puede desparecer espontáneamente con el paso del tiempo. 

Dermatitis seborreica

   

La dermatitis seborreica es una dolencia cutánea que aparece en zonas como cuero cabelludo, cejas, pestañas, párpados, comisuras nasolabiales, labios, zona trasera de las orejas, oído externo y pecho, principalmente. Se manifiesta en forma de escamas, piel reseca y un enrojecimiento leve.

ya 30  logo facebook  logo youtube  logo instagram   logo yo avanzo blog

   Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda - NRS: C-15-000874 - Rúa da Senra, 7-9 Bajo B Santiago de Compostela - clinica@yolandaalbelda.com - T: 981561625 - Aviso Legal - Política de Cookies