Esta web usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso y lo expuesto en nuestra POLITICA DE COOKIES Y PRIVACIDAD Saber más

Acepto

Tipos de hiperpigmentación

Melasma

El melasma es una hiperpigmentación melanótica que puede ser de origen adquirido o congénito, y que se localiza generalmente en el rostro.

Las mujeres son las principales afectadas por este tipo de hiperpigmentación cutánea, que no reviste ningún riesgo para la salud más allá de suponer un trastorno estético para quien la padece.


Morfología clínica

Los melasmas suelen ser manchas más claras y más grandes que los léntigos. Su coloración café con leche puede ser irregular y variar su pigmentación y/o aumentar de tamaño con la exposición solar.

Se distribuye simétricamente en el rostro; generalmente en la frente, pómulos, labio superior y mentón.

Suele aparecer al inicio de la edad adulta y afecta en mayor medida a mujeres que están viviendo cambios hormonales.


Tipología

El melasma se produce por una disfunción de la síntesis de melanina y pueden ser de tres tipos:

• Melasma epidérmico, afecta a la capa superior de la piel y la mancha es marrón y está perfectamente definida.

• Melasma dérmico, afecta a la capa intermedia de la piel y en este caso la mancha se caracteriza por su color grisáceo azulado.

• Melasma mixto, es una combinación de los dos anteriores y tiene un color pardo grisáceo.


Causas

También conocido como cloasma o máscara de embarazo, el melasma es muy común en mujeres embarazadas. También en aquellas que se encuentran en un proceso menopáusico y en las que toman tratamiento anticonceptivo, pues aparece frecuentemente como respuesta a cambios hormonales.

En algunos casos esta afección desaparece por sí sola cuando la mujer recupera la normalidad en los niveles hormonales. 

Suele aparecer en la edad adulta y en ocasiones permanecer oculta (melasma sutil), por lo que no es evidente a la luz normal y sólo se releva ante la luz ultravioleta de una lámpara de Woods.  

El melasma también puede aparecer en zonas donde ha habido lesiones cutáneas previas, como quemaduras o psoriasis.

Una exposición solar excesiva puede intensificar su pigmentación e incluso hacer evidente la mácula que hasta ese momento permanecía oculta.


Procedimientos médicos recomendados

El melasma es asintomático y el único problema que plantea es a nivel estético. Su tratamiento consiste en evitar que aparezca o se intensifique su coloración, usando cosmetología adecuada que controle los melanocitos y empleando tratamientos médicos específicos que trabajen a nivel de dermis profunda.

Su corrección puede efectuarse mediante distintos tratamientos láser y/o por exfoliación química (peeling).

• Peeling Químico

• LED´S

• Láser de C02 fraccionado

• IPL

• Láser Q-switched

Léntigos

Los léntigos son lesiones hiperpigmentadas, congénitas o adquiridas, que se hacen evidentes en el cuerpo o en el rostro por el proceso de envejecimiento y también  como consecuencia de una exposición solar excesiva.

El léntigo es una lesión benigna que en principio sólo representa un problema estético a quien la padece, sin conllevar un riesgo para la salud. 

Existe un tipo de léntigo de origen premaligno, que en ocasiones e inicialmente pasa desapercibido, y que debe ser tratado por un dermatólogo especialista por ser una lesión precancerosa.


Tipología y Morfología clínica

Existen tres tipologías de léntigos: léntigo simple, léntigo solar y léntigo maligno.

1. El léntigo simple aparece en la infancia o en la adolescencia, en cualquier parte de la superficie cutánea y no guarda relación con la exposición solar. 

En cuanto a su morfología clínica el léntigo simple es una mancha de color negro o marrón, de forma regular redonda u ovalada y que mide menos de 5mm de diámetro.

 

2. El léntigo senil o solar es una mancha pigmentada que aparece en la edad adulta, generalmente a partir de los 40 años. Esta lesión pigmentaria suele ser irregular (lenticular) y de tamaño grande y se localiza en el dorso de las manos, en la cara y en zonas expuestas a la radiación solar.  

El léntigo senil o solar es una alteración que se produce en el en el pigmento de la piel causada por la radiación ultravioleta, precisamente como consecuencia de la acumulación de melanina en la zona afectada. Un exceso de exposición solar puede hacer que la piel reaccione produciendo un aumento de melanina con el fin de protegerla.  

A diferencia de las efélides, los léntigos solares son de mayor tamaño y no desaparecen en invierno, presentan un color pardo, forma ovalada o redonda (lenticular) y suelen medir entre 2 y 20 mm. Son muy habituales en personas de piel clara con tendencia a sufrir quemaduras por el sol.

 

3. Léntigo maligno. Tanto los léntigos benignos como los malignos se relacionan con la acumulación de radiación solar a lo largo de los años. La diferencia entre ambos reside en que mientras que el primero sólo representa un problema estético, el léntigo maligno evidencia la presencia de un melanoma en la piel (cáncer de piel). 

El léntigo maligno suele localizarse en las mismas zonas que el simple, si bien suele ser más grande, de varias tonalidades de color en la zona central y presentar una forma irregular.

Cuando se presenta en su forma más grave, el léntigo maligno puede ser mortal. La extirpación a través de cirugía suele ser la solución más recomendable. 


Procedimientos médicos recomendados

Antes de aplicar cualquier tratamiento sobre un léntigo, debe realizarse un diagnóstico correcto con dermatoscopio para descartar que se trate de una lesión premaligna. De corroborarse el caso clínico, el léntigo debe extirparse con cirugía para posteriormente ser analizado fehacientemente.

De tratarse de una lesión benigna el léntigo podría ser eliminado por diversos procedimientos médicos:

• Peeling Químico

• LED´S

• Láser de C02 fraccionado 

• IPL

• Láser Q-switched

Mancha Café con leche

Las manchas café con leche son máculas de color marrón claro y bordes bien delimitados, que pueden estar presentes desde el nacimiento o desarrollarse con el paso del tiempo.

No desaparecen con los años y su morfología clínica tampoco presenta cambios, por lo que no varía su tonalidad ni su forma, ni se intensifica su pigmentación con la exposición solar. 

Su tamaño oscila entre los 0,5 mm y los 20 cm. Puede presentarse de forma aislada o como respuesta a una enfermedad hereditaria como una neurofibromatosis.


Procedimientos médicos recomendados

Las manchas café con leche pueden ser tratadas mediante procedimientos láser y/o por exfoliación química (peeling químico).

• Peeling Químico

• LED´S

• Láser de C02 fraccionado

• IPL

• Láser Q-switched

Poiquilodermia de Civatte

También denominada enfermedad de Civatte, la Poiquilodermia se refiere a una alteración cutánea de tipo pigmentario y vascular causada principalmente por el daño solar. 

También puede aparecer como consecuencia de ciertas enfermedades autoinmunes como el lupus eritematoso sistémico, tras una exposición larga a un tratamiento de radioterapia, por consumo de productos fotosensibilizantes en cosméticos y perfumes, y también como respuesta a cambios hormonales relacionados con la menopausia, niveles bajos de estrógenos y predisposición genética.

Esta patología se caracteriza por un aspecto rugoso e irritado de la piel, una pigmentación irregular de color pardo o cobre rojizo, y la presencia de capilares rojos (telangiectasias) sobre la mácula. 

La Poiquilodermia de Civatte se localiza en las mejillas, cuello y escote. Se extiende desde el rostro hasta el escote, dejando descubierta la parte central del cuello que no se ve afectada.

Procedimientos médicos recomendados

La Poiquilodermia de Civatte es un tipo de lesión cutánea que combina el componente vascular y pigmentario al mismo tiempo, por eso el procedimiento médico más adecuado es el peeling químico combinado con sesiones de Luz Pulsada Intensa.

Efélides

Denominadas comúnmente pecas, las efélides son depósitos de melanina de pequeño tamaño que tienen un componente hereditario. Son muy habituales en personas de piel clara (Fototipos I y II) y en pelirrojos.

No tienen riesgo ni tratamiento para su eliminación, aunque el uso de fotoprotectores evita su hiperpigmentación por exposición solar.


Morfofología clínica 

Las efélides son máculas de color marrón pardo, en algunos casos también rojizo, de 2-4 mm, bordes bien definidos y que no tienen relieve. Suelen aparecer en la niñez e ir aumentando en número con la edad.

Se localizan en zonas expuestas al sol, por lo que pueden aparecer tanto en el rostro como en el cuerpo. Es habitual que con la exposición solar aumenten su pigmentación y número, lo que permite diferenciarlas de los léntigos.


Causas

Suelen aparecer alrededor de los cinco años y en la adolescencia, aunque pueden evidenciarse a cualquier edad como respuesta a la exposición solar.

Así, se manifiestan generalmente en las zonas expuestas al sol pudiendo en algunos casos desaparecer en invierno.


Procedimientos médicos recomendados

La eliminación de éfélides puede efectuarse mediante láserterapia, empleando la luz pulsada intensa (IPL) para corregir su pigmentación.

Cabe recordar que el uso de fotoprotectores sobre  estas lesiones benignas evita en gran medida la intensificación de su tonalidad por exposición solar, por lo que se recomienda emplear cosmetología apropiada para el rostro y el cuerpo durante todo el año.

Hiperpigmentación postinflamatoria

Tras la curación de una lesión o traumatismo cutáneo como una quemadura, psoriasis y/o acné inflamatorio, la piel puede presentar un color distinto al resto de la superficie que la rodea. 

También puede existir una hiperpigmentación postinflamatoria tras la realización de un procedimiento médico-estético mal ejecutado o incorrecto desde el punto de vista técnico para ese caso clínico, pudiendo ocurrir tal situación en exfoliaciones químicas, tratamientos con láser, o por el uso indebido o mal empleado de productos cosméticos.


Procedimientos médicos recomendados

Existen distintos procedimientos médicos para el tratamiento de una hiperpigmentación postinflamatoria:

• Peeling Químico

• LED´S

• Láser de C02 fraccionado 

• IPL

• Láser Q-switched

ya 30  logo facebook  logo youtube  logo instagram   logo yo avanzo blog

   Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda - NRS: C-15-000874 - Rúa da Senra, 7-9 Bajo B Santiago de Compostela - clinica@yolandaalbelda.com - T: 981561625 - Aviso Legal - Política de Cookies