Esta web usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso y lo expuesto en nuestra POLITICA DE COOKIES Y PRIVACIDAD Saber más

Acepto
Láser fraccional de CO2

Láser de CO2 fraccionado

El Láser Fraccional de CO2 CANDELA es un dispositivo que emite un haz de luz infrarroja controlado mediante un escáner, que penetra en la piel a modo de profundas columnas térmicas hasta llegar a la dermis profunda. Este dispositivo es capaz de producir una ablación tisular con una lesión térmica mínima, gracias a que se combinan elevadas densidades de energía y pulsos muy cortos.

Está indicado para el tratamiento de los signos de envejecimiento como arrugas y líneas de expresión, corrección de cicatrices, lesiones pigmentarias (léntigos queratósicos) y otras imperfecciones que se muestren en la superficie cutánea. También tiene una aplicación en la eliminación de lesiones benignas de la piel como léntigos solares o queratosis seborreicas, entre otras.

Mecanismo de actuación

El láser fraccional realiza un vaporizado selectivo a nivel de la epidermis, dejando zonas de piel sana sin tratar alrededor de las zonas de tratamiento microscópicas, promoviendo una cicatrización y regeneración de los tejidos en superficie mucho más rápida.

Mientras el porcentaje de superficie tratada es solamente de un 20-25%, el efecto térmico generado a nivel de dermis profunda es del 100%. Ese calentamiento local provoca la activación de fibroblastos, y por consiguiente una remodelación del colágeno dérmico e incluso la formación de nuevo.

Indicaciones médicas

Actualmente se considera el Láser Fraccional de CO2 una de las tecnologías más eficaces en rejuvenecimiento facial, que  sobrepasa y mejora con creces cualquier otra tecnología láser en el mundo de la estética aplicada a la piel.

-  Rejuvenecimiento de la piel: tono, color y elasticidad
-  Reducción de arrugas finas de labios, frente, patas de gallo y mejillas
-  Mejora de la textura de piel y reducción de los poros
-  Reducción de las cicatrices de acné, cicatrices quirúrgicas y queloides
-  Reducción de la flacidez cutánea: efecto lifting
-  Reducción de hiperpigmentaciones, léntigos solares y léntigos queratósicos
-  Mejora del aspecto de las estrías
-  Eliminación de lesiones benignas: queratosis seborreicas, verrugas vulgares, fibromas, angioqueratomas, xantelasmas, etc.

Protocolo de tratamiento

El láser de CO2 mejora el tono, la elasticidad y el color de la piel.  La gran ventaja de este sistema es que los resultados se observan de manera inmediata, aunque la reparación del colágeno alcanza su punto álgido a las tres semanas. La piel sigue mejorando durante los seis meses posteriores y los resultados son estables en el tiempo.

Se trata de un tratamiento muy versátil que, dependiendo de las posibilidades de los pacientes y de la patología, se puede realizar en varias sesiones y sin baja laboral o en una única sesión con unos días sin acudir al trabajo.

En el caso de necesitar varias sesiones debe transcurrir un periodo de cuatro semanas entre ellas. En general, se recomiendan de 3 a 4 sesiones para el tratamiento de las arrugas y cinco en casos de secuelas de acné.

Este tipo de procedimiento se aplica con mayor frecuencia en el rostro por ser la zona que más rápido se recupera, sin embargo también puede aplicarse en otras áreas corporales.

El tratamiento completo de la cara es rápido, dura unos 30 minutos, y es prácticamente indoloro, gracias a la aplicación previa de una crema anestésica en la zona a tratar.

Tanto antes del tratamiento como después se debe evitar la exposición solar, pues de lo contrario pueden producirse cambios en la coloración de la piel (hiperpigmentación postinflamatoria). Desde el día siguiente las mujeres pueden maquillarse y los hombres pueden realizar el afeitado. Durante el proceso es importante realizar las curas pertinentes durante la primera semana después del tratamiento e  hidratar bien la piel.

Tanto la toxina botulínica, lifting con hilos tensores o los rellenos de arrugas se pueden combinar con el láser fraccional, potenciando así sus efectos beneficiosos.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Después del tratamiento el paciente siente una sensación de quemazón, además de percibir una leve inflamación y la zona ligeramente enrojecida y/o rosada. Se produce una regeneración automática de la piel que se manifiesta a través de un pelado intenso durante los días posteriores a su realización, que en cualquier caso desaparecerá espontáneamente a los pocos días.

El láser fraccional de CO2 se caracteriza por ser extremadamente seguro y siempre que se haga una correcta utilización e indicación por parte del personal médico, los efectos secundarios que produce son mínimos. En raras ocasiones aparece secreción o trastornos pigmentarios.

Este tratamiento está contraindicado en aquellas personas que padezcan o hayan sufrido cáncer de piel. También se desaconseja su realización en aquellas que tengan herpes o dermatitis, o en personas que estén embarazadas o que se encuentren en periodo de lactancia.

 

ya 30  logo facebook  logo youtube  logo instagram   logo yo avanzo blog

   Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda - NRS: C-15-000874 - Rúa da Senra, 7-9 Bajo B Santiago de Compostela - clinica@yolandaalbelda.com - T: 981561625 - Aviso Legal - Política de Cookies