Yolanda Albelda habla de cuidados durante el confinamiento en El Correo Gallego - Clinica de Medicina Estetica Yolanda Albelda - Santiago de Compostela

Esta web usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso y lo expuesto en nuestra POLITICA DE COOKIES Y PRIVACIDAD Saber más

Acepto

Yolanda Albelda habla de cuidados durante el confinamiento en El Correo Gallego

El periódico santiagués El Correo Gallego entrevistó a Yolanda Albelda para saber cómo está trabajando en la Clínica durante el confinamiento obligado por la declaración del estado de alarma. La directora del centro de medicina estética que lleva su nombre, y doctora en farmacia, explicó que aprovechó estos días para seguir formándose en nuevos protocolos, actualizando conocimientos en los distintos campos del sector y preparándose para adaptarse a las nuevas necesidades que tendrán los pacientes.

El diario compostelano también preguntó por los tratamientos más adecuados para la vuelta del confinamiento. Aquí os dejamos la entrevista.

Experta en medicina estética, ¿cómo le ha afectado a su clínica este periodo de confinamiento?

Como a todos, nos ha pillado de improviso. La medica estética es un campo muy amplio que requiere una formación constante, porque no sólo abarca el tratamiento de la cara, sino también del cuello, escote y cuerpo, así como tratamientos capilares e incluso, en nuestro caso, abarcamos también patrones dietéticos, corrección alimentaria y nutrición deportiva. En estos momentos estaría acudiendo a muchos cursos y congresos, pero al no poder, estamos haciendo formaciones y actualizaciones online de los diferentes campos, tanto en el de la nutrición como en la estética facial y corporal. En ellos trabajamos en protocolos ya existentes y en otros nuevos que se adaptan a las nuevas condiciones de vida.

¿Qué necesidades tendrán los pacientes cuando termine esta etapa de reclusión?

Nadie sabe lo que va a ocurrir cuando todo vuelva a la normalidad, pero si es verdad que el paciente que está acostumbrado a cuidarse y a tratarse la piel y los signos del envejecimiento va a querer volver a tratarse, porque en casa los recursos son limitados. Pueden realizar una higiene básica, y eso es mejor que nada, pero hay tratamientos de cabina que no son comparables. Por este motivo, estamos intentando adaptar los conocimientos para el después, pacientes que vendrán buscando luminosidad y mejorar la calidad de la piel, pero también pacientes que se hayan visto cosas que antes no percibían o que busquen cambios dietéticos, ya que después de tantos días con el mismo patrón hay una tendencia al aburrimiento y se acaba comiendo peor y haciendo menos ejercicio.

¿Cómo intentarán adaptar los tratamientos estéticos en la vuelta a la normalidad?

Lo que vamos a hacer desde la clínica es intentar recuperar las pieles al momento en el que estábamos antes de la declaración del estado de alarma. Llevaremos a cabo un diagnóstico, observando las diferencias entre el cómo estabas y el cómo estás hoy, con el objetivo de darles la oportunidad de que cojan carrerilla para hacer tratamientos que los pongan, al menos, en la situación en la que estábamos. Aportaremos a la piel mucha Vitamina C, Vitamina A, Colágeno, Hialurónico y haremos muchísima hidratación y oxigenación. Pero eso sí, dependerá de la fecha en la que abramos, ya que los cuidados varían en función de la luz solar y de las temperaturas.

¿Y a nivel corporal?

A nivel corporal, actuaremos de la misma manera: analizar cómo está el paciente, lo que ha perdido (empeorado) en todo este tiempo e intentar recuperarlo. Trabajaremos la reeducación, incorporar una corrección alimentaria y aportar los nutrientes que hayan faltado. En el momento en el que cerramos, era el de mayor actividad de tratamientos corporales y eso nos ha coartado, por lo que haremos una puesta a punto a la vuelta. Preparemos tratamientos flash y de choque, poniendo todos un poco de nuestro lado, siendo ellos un poco más estrictos y nosotros aportando todos nuestros conocimientos y nuestra aparatología de vanguardia, para recuperar en el menor tiempo posible el estado corporal del paciente, y no dar por perdida la temporada. Tenemos fotos, medidas, pesos y vamos a ver lo que ha pasado para mejorar, y lo mismo a nivel facial.

En base a ello, ¿cuándo se regrese a la normalidad tendrán tanto a sus pacientes habituales como a otros nuevos que se hayan detectado problemas?

Así es. Asumiremos que esto es responsabilidad de todos, y que vamos a poner nuestro granito de arena y a involucrarnos con cada situación concreta, para que el paciente no sienta que todo el esfuerzo realizado se ha perdido durante este confinamiento; aunque ello suponga un esfuerzo extra a todos los niveles (personal, profesional, económico...).

Y en lo que respecta a pacientes nuevos que han percibido cosas de las que antes no eran conscientes, porque han tenido más tiempo para informarse o simplemente para mirarse en el espejo, les daremos también la oportunidad de tratarse y mejorar. Somos una clínica en la que trabajamos la estética, pero también la medicina, con una batería de herramientas muy eficaz con las que podemos combinar muchos tratamientos y aparatología exclusiva que nos va a ayudar, por ejemplo, a nivel corporal, a obtener resultados en un periodo muy corto.

En este sentido, y sin fecha de regreso, ¿cómo agendan las citas?

Al comenzar este periodo de confinamiento, pensamos en una fecha hipotética de regreso a la normalidad, un momento que se está acercando y que puede ser a principios o mediados de mayo. En base a ella, damos a los pacientes la opción de retrasar un poco las citas para poder asumir los tratamientos de forma organizada, priorizando todas las medidas de seguridad, ya que muchos de ellos son largos y precisan de una continuidad. A pesar de ello, la gente sigue pidiendo citas y consultando, aunque vamos adaptándonos a la información que vamos recibiendo.

Por lo tanto, ¿mantienen el contacto con sus pacientes?

Si, constantemente, porque trabajamos con diferentes líneas de cosmeceúticos, que son cosméticos con principios activos muy eficaces por su mayor concentración, y que nos permiten seguir prestando un servicio domiciliario de una manera casi exclusiva. Esta cosmética activa para manchas, venitas, rosácea o envejecimiento, entre otras, la seguimos enviando a casa para que puedan disponer de ella. Además, en este periodo, también resolvemos dudas sobre estética y nutrición por vía telefónica.

¿Y lo complementan con su trabajo en redes sociales y en su página web?

Correcto. En nuestras redes sociales y blog damos consejos diarios de cómo cuidarse en casa, con una evidencia científica y que permita al paciente que esté de la mejor manera posible. En ella damos apoyo y asesoramiento, un trabajo que ya realizamos día a día en nuestra clínica. Al final, cuanto mejor lleguen a nosotros después de este tiempo, mejores y más eficaces serán los resultados. Por ello, tenemos que poner nuestro granito de arena y realizar un efecto recall, dando consejos y tips para que no se desanimen, asegurándoles que cuando llegue el momento aquí estaremos, y que de manera individualizada estudiaremos cada caso. Con estos protocolos nuevos y nuestra manera de trabajar, volveremos con más fuerza y al punto donde lo dejamos.

Como a muchos otros empresarios, la declaración del estado de alarma cogió a Yolanda Albelda en un pico de trabajo de su clínica. Con todo, adaptándose a la situación actual, la directora del centro de medicina estética que lleva su nombre sigue formándose en nuevos protocolos, actualizando conocimientos en los distintos campos del sector y preparándose para adaptarse a las nuevas necesidades que tendrán los pacientes.

Experta en medicina estética, ¿cómo le ha afectado a su clínica este periodo de confinamiento?

Como a todos, nos ha pillado de improviso. La medica estética es un campo muy amplio que requiere una formación constante, porque no sólo abarca el tratamiento de la cara, sino también del cuello, escote y cuerpo, así como tratamientos capilares e incluso, en nuestro caso, abarcamos también patrones dietéticos, corrección alimentaria y nutrición deportiva. En estos momentos estaría acudiendo a muchos cursos y congresos, pero al no poder, estamos haciendo formaciones y actualizaciones online de los diferentes campos, tanto en el de la nutrición como en la estética facial y corporal. En ellos trabajamos en protocolos ya existentes y en otros nuevos que se adaptan a las nuevas condiciones de vida.

¿Qué necesidades tendrán los pacientes cuando termine esta etapa de reclusión?

Nadie sabe lo que va a ocurrir cuando todo vuelva a la normalidad, pero si es verdad que el paciente que está acostumbrado a cuidarse y a tratarse la piel y los signos del envejecimiento va a querer volver a tratarse, porque en casa los recursos son limitados. Pueden realizar una higiene básica, y eso es mejor que nada, pero hay tratamientos de cabina que no son comparables. Por este motivo, estamos intentando adaptar los conocimientos para el después, pacientes que vendrán buscando luminosidad y mejorar la calidad de la piel, pero también pacientes que se hayan visto cosas que antes no percibían o que busquen cambios dietéticos, ya que después de tantos días con el mismo patrón hay una tendencia al aburrimiento y se acaba comiendo peor y haciendo menos ejercicio.

¿Cómo intentarán adaptar los tratamientos estéticos en la vuelta a la normalidad?

Lo que vamos a hacer desde la clínica es intentar recuperar las pieles al momento en el que estábamos antes de la declaración del estado de alarma. Llevaremos a cabo un diagnóstico, observando las diferencias entre el cómo estabas y el cómo estás hoy, con el objetivo de darles la oportunidad de que cojan carrerilla para hacer tratamientos que los pongan, al menos, en la situación en la que estábamos. Aportaremos a la piel mucha Vitamina C, Vitamina A, Colágeno, Hialurónico y haremos muchísima hidratación y oxigenación. Pero eso sí, dependerá de la fecha en la que abramos, ya que los cuidados varían en función de la luz solar y de las temperaturas.

¿Y a nivel corporal?

A nivel corporal, actuaremos de la misma manera: analizar cómo está el paciente, lo que ha perdido (empeorado) en todo este tiempo e intentar recuperarlo. Trabajaremos la reeducación, incorporar una corrección alimentaria y aportar los nutrientes que hayan faltado. En el momento en el que cerramos, era el de mayor actividad de tratamientos corporales y eso nos ha coartado, por lo que haremos una puesta a punto a la vuelta. Preparemos tratamientos flash y de choque, poniendo todos un poco de nuestro lado, siendo ellos un poco más estrictos y nosotros aportando todos nuestros conocimientos y nuestra aparatología de vanguardia, para recuperar en el menor tiempo posible el estado corporal del paciente, y no dar por perdida la temporada. Tenemos fotos, medidas, pesos y vamos a ver lo que ha pasado para mejorar, y lo mismo a nivel facial.

En base a ello, ¿cuándo se regrese a la normalidad tendrán tanto a sus pacientes habituales como a otros nuevos que se hayan detectado problemas?

Así es. Asumiremos que esto es responsabilidad de todos, y que vamos a poner nuestro granito de arena y a involucrarnos con cada situación concreta, para que el paciente no sienta que todo el esfuerzo realizado se ha perdido durante este confinamiento; aunque ello suponga un esfuerzo extra a todos los niveles (personal, profesional, económico...).

Y en lo que respecta a pacientes nuevos que han percibido cosas de las que antes no eran conscientes, porque han tenido más tiempo para informarse o simplemente para mirarse en el espejo, les daremos también la oportunidad de tratarse y mejorar. Somos una clínica en la que trabajamos la estética, pero también la medicina, con una batería de herramientas muy eficaz con las que podemos combinar muchos tratamientos y aparatología exclusiva que nos va a ayudar, por ejemplo, a nivel corporal, a obtener resultados en un periodo muy corto.

En este sentido, y sin fecha de regreso, ¿cómo agendan las citas?

Al comenzar este periodo de confinamiento, pensamos en una fecha hipotética de regreso a la normalidad, un momento que se está acercando y que puede ser a principios o mediados de mayo. En base a ella, damos a los pacientes la opción de retrasar un poco las citas para poder asumir los tratamientos de forma organizada, priorizando todas las medidas de seguridad, ya que muchos de ellos son largos y precisan de una continuidad. A pesar de ello, la gente sigue pidiendo citas y consultando, aunque vamos adaptándonos a la información que vamos recibiendo.

Por lo tanto, ¿mantienen el contacto con sus pacientes?

Si, constantemente, porque trabajamos con diferentes líneas de cosmeceúticos, que son cosméticos con principios activos muy eficaces por su mayor concentración, y que nos permiten seguir prestando un servicio domiciliario de una manera casi exclusiva. Esta cosmética activa para manchas, venitas, rosácea o envejecimiento, entre otras, la seguimos enviando a casa para que puedan disponer de ella. Además, en este periodo, también resolvemos dudas sobre estética y nutrición por vía telefónica.

¿Y lo complementan con su trabajo en redes sociales y en su página web?

Correcto. En nuestras redes sociales y blog damos consejos diarios de cómo cuidarse en casa, con una evidencia científica y que permita al paciente que esté de la mejor manera posible. En ella damos apoyo y asesoramiento, un trabajo que ya realizamos día a día en nuestra clínica. Al final, cuanto mejor lleguen a nosotros después de este tiempo, mejores y más eficaces serán los resultados. Por ello, tenemos que poner nuestro granito de arena y realizar un efecto recall, dando consejos y tips para que no se desanimen, asegurándoles que cuando llegue el momento aquí estaremos, y que de manera individualizada estudiaremos cada caso. Con estos protocolos nuevos y nuestra manera de trabajar, volveremos con más fuerza y al punto donde lo dejamos.

ya 30  logo facebook  logo youtube  logo instagram   logo yo avanzo blog

   Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda - NRS: C-15-000874 - Rúa da Senra, 7-9 Bajo B Santiago de Compostela - clinica@yolandaalbelda.com - T: 981561625 - Aviso Legal - Política de Cookies