Esta web usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso y lo expuesto en nuestra POLITICA DE COOKIES Y PRIVACIDAD Saber más

Acepto

 ¿A qué se debe la flacidez corporal y facial? ¿Cómo puede ser que una persona que haga ejercicio regular pueda padecer flacidez? ¿Tiene solución? ¿Qué tratamientos de medicina estética son los más recomendados para este problema estético? Yolanda Albelda responde a éstas y otras preguntas formuladas por Ramón Castro en esta entrevista de Compostela en la Onda, el magazine de Onda Cero en Santiago.

Ramón Castro, conductor del programa “Compostela en la Onda” de Onda Cero entrevistó a Yolanda Albelda sobre la mal llamada operación bikini, los tratamientos corporales más solicitados en esta época del año para corregir la celulitis, ganar en firmeza corporal, deshacerse de la flacidez, eliminar la grasa localizada, bajar peso o reducir volumen. 

Publicado en YA Corporal

Debido a que cada vez se utilizan más los dispositivos electrónicos como el smartphone, tablet, consolas, etc..., también cada vez es más frecuente, no solo padecer dolores de espalda, brazos, cuello, cefaleas tensionales, etc....; sino que también cada vez es más habitual la aparición de la temida papada y de las incómodas arruguitas del cuello, tan difíciles de tratar.
Los años pasan y tanto nuestro rostro como ciertas partes de nuestro cuerpo se ven afectadas por la fuerza de la gravedad.

Publicado en YO AVANZO BLOG

Hace tiempo un estudio realizado por la Academia Americana de Cirugía Plástica y Reconstructiva, revelaba que la moda selfie y de hacerse autofotos eran los responsables del importante aumento de la demanda de los tratamientos de Medicina Estética por parte de pacientes cada vez más jóvenes.

Es verdad que estos primeros planos son muy poco favorecedores, ya que aplanan la cara, la ensanchan y muestran cualquier pequeña imperfección como manchas, venitas rotas, marcas y cicatrices, arruguitas finas en la región de la frente y orbicular (patas de gallo), labios finos, narices irregulares, etc...

Publicado en YO AVANZO BLOG

Aunque el furor de la llamada "operación bikini", no suele darse hasta mayo, en estos últimos años cada vez son más los que empiezan a preocuparse por el aspecto que tendrán cuando llegue el momento del bañador en cuanto se acerca la Semana Santa, sobre todo aquellas personas que escogen como destino vacacional lugares en los que luce el sol, aunque no haga tanto calor como para ponerse el bañador, sí se preocupan por preparar la piel para la ropa de manga corta. 

Pero también es verdad que, aunque son minoría, sí se nota un incremento de aquellos que mantienen los resultados obtenidos todo el año, ya que es mucho más sencillo, y los beneficios son mucho mayores, hacer una mantenimiento progresivo, que el esfuerzo que supone el sprint de las operaciones bikini habituales. 

Cuidar la alimentación y hacer ejercicio de manera regular todo el año es necesario para lograr unos buenos resultados que además sean duraderos en el tiempo, pero lo cierto es que son muchas las personas que cada año se someten a una “operación bikini” cuyo interés es bajar peso de manera rápida para tener el cuerpo que desean en las playas, haciendo caso omiso a las advertencias respecto al “efecto rebote”.

La mayoría de estas personas son conscientes de que son necesarias unas correcciones alimentarias y realizar ejercicio físico para lograrlo, pero también hay pacientes a los que les cuesta trabajo el cambio de hábitos, y otros que ya ni lo intentan, porque saben que no van a ser constantes o porque por falta de tiempo no quieren someterse a una dieta (comer de una manera sana requiere algo más de dedicación que alimentarse de comida basura, por ejemplo), que directamente buscan tratamientos de medicina estética que les ayuden a eliminar los defectos estéticos que les preocupan sin sudar, ni hacer régimen.

Aunque los resultados van a ser mejores combinados con dieta y ejercicio, hay cada vez más tratamientos que permiten por si solos eliminar celulitis, grasa localizada o reducir centímetros.

Publicado en YO AVANZO BLOG

Junto con la celulitis y la flacidez cutánea, la adiposicidad localizada es una de las alteraciones corporales que más preocupan tanto a hombres como a mujeres.

Pero, ¿qué es la grasa localizada?: es una acumulación anormal de tejido graso en determinadas zonas del cuerpo y a nivel de las capas más profundas de la piel (grasa profunda del Tejido Celular Subcutáneo), que provoca una importante alteración estética de la silueta; y lo que es más importante, puede estar acompañada o no de sobrepeso.

La grasa que consumimos a través de la alimentación y que no es consumida por el organismo en su actividad diaria, se acumula en forma de Triglicéridos en unas células almacén denominadas Adipocitos, los cuales van aumentando de tamaño (hipertrofia) de manera proporcional a la grasa ingerida, pero hasta un cierto límite a partir del cual ya no son capaces de almacenar más y comienzan a dividirse (hiperplasia) creando células nuevas. Por lo tanto, queda más que demostrado que la obesidad no sólo depende del tamaño del adipocito sino que también del número que tengamos, que a su vez viene establecido desde edades muy tempranas y es prácticamente invariable a lo largo de toda la vida.

De ahí que aunque un paciente con sobrepeso o grasa localizada haga "dieta" podrá disminuir el tamaño de sus células grasas, pero no será capaz de disminuir el número total de las mismas, a no ser que se someta a un tratamiento Médico- Estético definitivo o bien a Cirugía Estética.

Si esto lo unimos por un lado al hecho de que las "dietas milagro" no funcionan, ya que son "pan para hoy y hambre para mañana", y que lo único que funciona es la corrección alimentaria y un estilo de vida saludable muchas veces muy difíciles de establecer, y por otro, a que existen dos tipos de adiposidad diferentes como son:

- Adiposidad localizada primaria que está asociada al desarrollo hormonal y que se localiza sobre todo a nivel caderas, glúteos y muslos, no respondiendo a "dieta" ni a ejercicio.
- Adiposidad localizada secundaria que se dispone principalmente a nivel de abdomen, flancos, papada y brazos, la cual sí que está mucho más relacionada con la alimentación y la falta de ejercicio físico.

Con todo ello llegamos a la conclusión que muchos de nuestros pacientes necesitan y solicitan tratamientos específicos, que les ayuden a eliminar de manera más o menos definitiva esa grasa tan incómoda y tan inapropiada.

Entre los tratamientos más eficaces podemos destacar:
- Criolipólisis: consiste en someter a una variación térmica (calor- frío- calor) a la célula grasa, logrando así su congelación y provocando la ruptura de su membrana sin afectar al tejido adyacente. Logramos eliminar por vía metabólica 1 cm de grasa por sesión y por zona. Ideal para tratar la grasa de flancos, abdomen, caderas, brazos y rodillas.
- Lipoláser Metabólico: Láser de diodo que ayuda a movilizar la grasa de las zonas más resistentes a la dieta y al ejercicio físico.
- Carboxiterapia: consiste en la inyección profunda de gas CO2 en una zona determinada, logrando así un aumento del aporte de oxígeno que favorece la microcirculación y la muerte celular del adipocito.
- Ondas de Choque: ondas acústicas que rompen los septos fibrosos y ayudan a la formación de nuevo colágeno y elastina.
- Mesoterapia: inyección a nivel de dermis profunda de principios activos que ayuden a la movilización de la grasa acumulada.
- Radiofrecuencia Indiba Médico: Radiofrecuencia monopolar que actúa sobre el adipocito.

El protocolo más eficaz se establecerá en función de un diagnóstico profesional, y recuerda que existe un tipo de adiposidad localizada que no variará de manera sustancial ni con el sudor ni con la restricción alimentaria, y es ahí donde la Medicina Estética tiene mucho que decir.

Publicado en Grasa Localizada

Carboxiterapia. Quédate con este nombre porque escucharás hablar mucho de ella esta temporada. Es el tratamiento en boga para rostro y cuerpo por sus múltiples y conocidos beneficios. Una auténtica revolución capaz de acabar con la celulitis y la adiposidad localizada, la flacidez o las estrías. Tampoco se le resisten a nivel facial las arrugas, ni las ojeras y bolsas.

El secreto de su éxito está en que favorece la oxigenación de la piel. ¿Y cómo lo hace?, pues introduciendo microdosis de dióxido de carbono en el tejido subcutáneo. El médico controla la cantidad de gas inyectado, el tiempo y la profundidad a la que se introduce la aguja.

El CO2 rompe el adipocito graso, mejora la circulación de la zona y estimula las fibras de colágeno y elastina reparando la estructura cutánea dañada desde el primer día. Sí, con una sesión ya se empiezan a visualizar los resultados. Y es que la carboxiterapia no es que parezca un tratamiento milagroso, es que ciertamente lo es.

Otra de sus múltiples ventajas es que permite la incorporación inmediata a la rutina diaria. Otros tratamientos como la mesoterapia corporal por ejemplo requieren de un descanso de dos días de ejercicio físico intenso, como ir al gimnasio. Con la carboxiterapia este problema desaparece.

Tampoco hay que esperar un tiempo mínimo entre sesión y sesión. Puede realizarse una sola o varias la misma semana, o bien espaciarlas quincenalmente o mensualmente según las circunstancias personales del paciente. Cuantas más sesiones se realicen y más continuadas, antes comenzarán a apreciarse los resultados.

La carboxiterapia es un tratamiento seguro, pues el dióxido de carbono está presente en nuestro cuerpo de manera natural. Actúa como vasodilatador para favorecer una mayor entrada de oxígeno en sangre. La circulación mejora exponencialmente y las células crecen y se regeneran con mayor calidad, mejorando la estructura del tejido cutáneo dañado.

Y ahora toca la pregunta que más os preocupa, ¿es doloroso? Yo no diría que produce dolor, sino que se trata de una sensación incómoda pero totalmente soportable. La principal molestia se percibe al inicio de la entrada del dióxido de carbono en el cuerpo y también al finalizar el tratamiento, cuando el esteticista drena la zona con un masaje manual o mediante aparatología como las ondas de choque.  

En cuanto a los efectos secundarios, podría aparecer algún hematoma y/o una leve irritación de la zona tratada, que en cualquier caso desaparecerán de manera espontánea a los pocos días.

Os dejo un vídeo para que podáis apreciar cómo es una sesión de carboxiterapia.

Pese a lo que muestran las imágenes es un tratamiento muy efectivo y muy poco agresivo.

Así que confía en el CO2, el oro de la medicina estética actual.

 

+ INFO SOBRE CARBOXITERAPIA

 

 

ya 30  logo facebook  logo youtube  logo instagram   logo yo avanzo blog

   Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda - NRS: C-15-000874 - Rúa da Senra, 7-9 Bajo B Santiago de Compostela - clinica@yolandaalbelda.com - T: 981561625 - Aviso Legal - Política de Cookies