tel: 981 561 625
Generic selectors
Exact matches only
Buscar en Títulos
Buscar en Contenido
Buscar en Noticias
Tratamientos
Procedimientos
Cosmética
Nutrición
Aparatología

Hydrafacial

Es un tratamiento médico no invasivo de hidrodermoabrasión, mediante el cual se realiza una limpieza profunda de la piel, con resultados inmediatos y que no necesita un tiempo de recuperación.

Este procedimiento está indicado en todo tipo de pieles, incluso las más sensibles con componte vascular importante o con acné inflamatorio, ya que al realizar la dermoabrasión la piel siempre se encuentra humedecida con lociones hidratantes y calmantes, que evitan que esta sufra durante el tratamiento.

La exclusividad de este procedimiento radica por un lado en las características propias del dispositivo Hydrafacial que trabaja a través de un mando que es el que hace todo el trabajo de limpieza, exfoliación, extracción e hidratación, y protección; y por otro lado, se utilizan unos Booster personalizados de acuerdo con las necesidades específicas de la piel y que ayudan a fortalecer la piel en profundidad.

Procedimiento

El procedimiento completo puede durar aproximadamente 45 min y se puede dividir en tres pasos fundamentales:

  1. Limpieza profunda y exfoliación de la piel
    En primer lugar, se prepara el rostro eliminando tanto el maquillaje como cualquier crema que hayamos aplicado con anterioridad, utilizando un exclusivo complejo a base de Glucosamina, Ácido Láctico y Extractos de Algas, que realiza una exfoliación tanto física como química, ayudando a eliminar las células muertas de la capa más superficial. A continuación, para realizar el peeling superficial se emplea un complejo de Ácidos Glicólico y Salicílico, que se utiliza en distintas concentraciones según el estado de la piel, para promover así una completa renovación del extracto córneo y sin irritación.
  2. Extracción e hidratación
    Durante este paso tiene lugar una de las partes más importantes que diferencia a este tratamiento de otros, y que consiste en la extracción de impurezas de los poros mediante succión al vacío. Gracias a la limpieza y la exfoliación anterior los poros han quedado preparados para que la suciedad acumulada pueda ser sustraída fácilmente. Para ello se utiliza un compuesto a base de Ácido Salicílico (exfoliante), Pimienta de Tasmania (antiinflamatoria) y extracto de Corteza de Sauce (exfoliante que ayuda a eliminar las impurezas de los poros), con extractos de flor Espiraea Ulmaria y de Miel para rehidratar, calmar y desinflama. Mediante este paso se realiza una limpieza en profundidad de la piel, garantizando que las sustancias y activos que se apliquen a continuación penetren mucho mejor, y evitando además la típica agresión que provocan en la piel las limpiezas tradicionales.
  3. Fusión y protección
    Mediante este último paso se pretende regenerar y reparar la superficie de la piel gracias a la aplicación de diferentes complejos, según las necesidades de la piel. Estos cócteles están formulados a base de diferentes activos: Multipéptidos pro-firmeza y Vitaminas Antioxidantes, Ácido Hialurónico, Té verde o extracto de Alga Roja, que buscan potenciar la hidratación y la elasticidad cutáneas, protegiendo la piel de los radicales libres y del resto de agresiones medioambientales.

Al final del tratamiento apreciaremos una piel lisa con poros más cerrados y menos imperfecciones, un tono más uniforme, mucho más jugosa y luminosa.

Es un tratamiento que resulta ideal para limpiar y rejuvenecer la piel, por sí solo, o bien como procedimiento básico a la hora de preparar una piel par realizar otros tratamientos médicos más invasivos.

Galería de ejemplos

Solicita

Diagnóstico Gratuito