tel: 981 561 625
Generic selectors
Exact matches only
Buscar en Títulos
Buscar en Contenido
Post Type Selectors
Buscar en Noticias
Tratamientos
Procedimientos
Cosmética
Nutrición
Aparatología

Arañas Vasculares

Las arañas vasculares o telangiectasias son vasos capilares dilatados de pequeño tamaño, qué por su tono azulado, rojizo o rosado, son visibles a simple vista en la piel de los pacientes. Presentan un aspecto similar al de una pequeña tela de araña, de ahí el nombre, y por lo general a nivel corporal aparecen en las piernas y con menos frecuencia en el torso o zona pectoral.

A diferencia de las varices, las varículas cuando son superficiales son asintomáticas y no  suponen un problema de salud, tan solo estético; aunque su aparición pueden ser un signo de deficiencias en venas más profundas.

Es un problema mucho más frecuente en mujeres que en hombres, de cualquier edad, y aunque su aparición depende en gran medida de la predisposición hereditaria a padecerlas, existen otros factores que pueden provocar su aparición, como son: problemas circulatorios, cambios hormonales durante el embarazo o la menopausia, sobrepeso, vida sedentaria, consumo de ciertos medicamentos o la ingesta abusiva de vasodilatadores como el alcohol.

Es un tratamiento muy demandado ya que su presencia resulta muy poco estética y a muchas mujeres y hombres que las padecen les llega a acomplejar. A la hora de determinar el tratamiento más adecuado, es necesario acudir a un profesional que realice un estudio individualizado mediante el cual se determine el grado de afectación en el que se encuentra esta patología; así como un seguimiento de su evolución en el tiempo.

Tipos de Varices

Según su tamaño podemos clasificar las varices en diferentes grados:

GRADO 1: Son varices superficiales o varículas muy finas que aparecen en la superficie de la piel, siendo las más frecuentes y no causan dolor ni ningún síntoma más allá de la apariencia estética.

GRADO 2: Son varices medias o reticulares que aparecen a nivel subcutáneo, más gruesas que las superficiales y también muy frecuentes. En ocasiones este tipo de varices pueden ocasionar síntomas de pesadez, hormigueo, dolor y cansancio de piernas; pudiendo representar además de un problema estético un problema de salud asociado.

GRADO 3: Son varices gruesas o tronculares que tienen su origen en la disfunción de las venas safenas, que son las más gruesas y profundas. En cada pierna hay dos safenas, la mayor que va desde el tobillo hasta la ingle, y la menor que va del tobillo a la rodilla posterior. Este tipo de varices son muy impactantes a nivel estético y suelen provocar importantes efectos a nivel de salud, como dolor intenso, pesadez de piernas, cansancio, escozor, etc.

GRADO 4: Son las varices más gruesas tipo 3 o tronculares acompañadas de complicaciones importantes tipo úlceras, flebitis, tromboflebitis, etc.

Cómo prevenir su aparición

No existe un método para evitar su aparición, aunque si que podemos tener en cuenta los factores que predisponen a su aparición, y actuar sobre ellos.

  • Alimentación correcta y mantenernos en un peso correcto.
  • Controlar la presión arterial y tomar drenantes y cardiotónicos.
  • Incorporar el ejercicio en nuestra rutina diaria y evitar la vida sedentaria.
  • Mantener las piernas en alto, siempre que sea posible.
  • Evitar la exposición a fuentes de calor tipo saunas, o baños con agua demasiado caliente.
  • Evitar utilizar prendas demasiado ajustadas.

Tratamientos

Según el tipo de variz determinaremos el tratamiento más adecuado.

  • Escleroterapia: Es la opción farmacológica de elección para tratar las varices más superficiales, que consiste en inyectar un producto (Polidocanol o Etoxiesclerol) directamente en las arañas vasculares, que genera una irritación o inflamación del endotelio o pared venosa, provocando la trombosis y posterior fibrosis de la vena, que una vez reabsorbida lleva la desaparición de la misma. El líquido esclerosante se puede inyectar directamente en el caso de las arañas vasculares más superficiales, mientras que para las de grado 2 o 3 tendremos que recurrir a la opción microespuma, ya que aumenta su eficacia para los tamaños más grandez. La técnica es indolora y ambulatoria, se lleva a cabo con una aguja hipodérmica y como en el caso de cualquier fármaco existe un límite de dosis o una dosis recomendada por sesión; por tanto, no se pueden pinchar todas las arañas que se desee en un mismo día. Según la extensión de las varices se puede obtener un buen resultado en varias sesiones espaciadas en el tiempo.
  • Láser Vascular Neodimio ó Nd- Yag: El láser de neodiomio o Nd:YAG de pulso largo es la tecnología estándar de oro en Medicina Estética para la mejora de las lesiones vasculares, arañas y venas más profundas. Este láser emplea una longitud de onda de 1.064 nm, cuya energía emitida es captada por la hemoglobina de la sangre, que se calienta y traslada su calor a las paredes del vaso, provocando así su colapso parcial o total.  El vaso cerrado por el proceso de fotocoagulación es eliminado definitivamente de nuestro organismo, mediante un proceso inflamatorio mediado por los macrófagos y linfocitos. Es un procedimiento prácticamente indoloro, ambulatorio y eficaz para tratar las venas de hasta 3 mm de tamaño, que puede complementar el tratamiento mediante esclerosis.

Solicita

Diagnóstico Gratuito