tel: 981 561 625
Generic selectors
Exact matches only
Buscar en Títulos
Buscar en Contenido
Buscar en Noticias
Tratamientos
Procedimientos
Cosmética
Nutrición
Aparatología

Grasa Localizada

Se denomina lipodistrofia a la distribución anormal de la grasa corporal, ya sea por exceso o por defecto, en diferentes partes del cuerpo; aunque la más habitual es la debida a un exceso de grasa localizada responsable de la alteración estética del contorno corporal.
La lipodistrofia se localiza en la capa de grasa más profunda del tejido subcutáneo, entre la fascia superficial y la fascia muscular, y se debe no sólo a la hipertrofia o aumento del volumen de los adipocitos, sino a la hiperplasia o aumento del número de los mismos, lo que se traduce en un incremento en el tejido graso, tanto en volumen como en cantidad.

La adiposidad localizada es un problema estético que afecta principalmente a las mujeres, aunque también lo padecen muchos hombres. En muchas ocasiones puede confundirse con la celulitis, pero no se trata del mismo problema, aunque es muy frecuente encontrar pacientes con un problema combinado de celulitis en la capa de grasa más superficial y lipodistrofia en los planos profundos. Además, la adiposidad localizada se debe a mecanismos y factores distintos que la adiposidad general, que generan un incremento en el tejido graso, tanto en volumen como en cantidad, y que puede venir o no acompañado de obesidad y sobrepeso.

Puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque una de las zonas donde con más frecuencia suele aparecer es a nivel abdominal y de flancos, tanto en hombres como en mujeres; aunque estas zonas no son exclusivas a la hora de acumular tejido graso.
En ocasiones la grasa localizada es difícil de tratar, ya que suele tener un origen multifactorial, y generalmente no responde a dietas rigurosas y ni a programas de actividad física, siendo necesario realizar un correcto diagnóstico del paciente y determinar si está asociada o no a sobrepeso, presencia de enfermedades metabólicas, alteraciones hormonales, herencia y genética, estilo de vida y hábitos alimenticios, etc.

Factores responsables de su aparición

Existen múltiples factores que pueden predisponer a padecer un acúmulo de grasa localizada, de manera aislada o asociada a sobrepeso u obesidad.

  • Factores hereditarios: la herencia puede predisponer al desarrollo de los depósitos de grasa localizados, sobre todo a nivel de abdomen y tronco. Si una parte importante de los miembros de una familia acumula grasa en el abdomen, existe un mayor riesgo de que el resto de los componentes de dicha familia terminen por sufrirla en la misma zona.
  • Factores genéticos: el sexo masculino predispone al desarrollo de depósitos de grasa en la zona abdominal, con un mayor riesgo cardiovascular asociado. Mientras que el sexo femenino suele tener mayor tendencia a acumularla en la zona de caderas, muslos y nalgas.
  • Factores hormonales y metabólicos: Las hormonas son un factor clave a la hora de sufrir, o no, la lipodistrofia. La mala regulación hormonal, o la actividad de algunas de las hormonas que participan en el metabolismo del crecimiento y de los ácidos grasos -en especial la luteinizante y la leptina- son la causa de que se produzca en una persona un mayor riesgo de que se acumule grasa en el abdomen. Por ejemplo, el hipotiroidismo o el síndrome de ovarios poliquísticos son responsables en el caso de las mujeres, del cambio de la silueta a nivel abdominal.
  • Factores adquiridos: incluyen principalmente los factores alimentarios y el sedentarismo, responsables importantes del desarrollo de la grasa localizada, sobre todo si existe una predisposición genética a padecerla.
    Los hábitos alimenticios incorrectos mantenidos de manera prolongada a lo largo del tiempo tienden a generar adiposidad localizada. Así, por ejemplo, debemos evitar el consumo de azúcar, hidratos de carbono de alto índice glucémico, las harinas blancas, los alimentos fritos y con demasiada grasa, las bebidas alcohólicas y el tabaco. La adiposidad localizada no se va a desarrollar porque se pruebe algo de todo esto de vez en cuando, pero si en el día a día el consumo de calorías es excesivo y además llevamos una vida  sedentaria, es muy probable que la misma haga su aparición.
  • Factores farmacológicos: el uso frecuente de determinados fármacos como  estrógenos, corticoides, etc.; pueden ocasionar la aparición de grasa localizada.

Tipos de adiposidad localizada

La ubicación más frecuente de la adiposidad localizada suele verse en la cara externa e interna de los muslos, en trocánteres, en abdomen, en los laterales del abdomen superior o flancos, en la cara interna de las rodillas, en los glúteos y en la parte superior de los brazos a nivel de bíceps.

Según su distribución podemos hablar de:

  • Adiposidad central o abdominal: es más frecuente en el hombre y en la mujer postmenopáusica. Se localiza en abdomen y flancos, y es la denominada disposición en forma de “manzana”. También se incluye la localizada en brazos y papada.
  • Adiposidad periférica o ginoide: la grasa se localiza preferentemente en muslos, en caderas y glúteos. Es la llamada disposición en forma de “pera”. En muchas ocasiones puede asociarse a celulitis en esas mismas zonas.

Tratamientos

Es primordial realizar una adecuada evaluación y diagnóstico de cada caso, de manera individualizada, determinado si el paciente padece adiposidad localizada o general, con o sin sobrepeso, porque en función de ello se establecerán los tratamientos más adecuados, asegurando así una mayor efectividad en los resultados.

  • Carboxiterapia: Procedimiento médico no invasivo que consiste en realizar microinyecciones de dióxido de carbono (CO2) a nivel de la capa profunda del tejido subcutáneo. Este gas desencadena diferentes reacciones metabólicas entre las cuales destaca la combustión de las grasas, debido a un aumento de la permeabilidad de la membrana celular, con la consiguiente liberación de ácidos grasos libres y de glicerina al torrente sanguíneo, desde son eliminadas naturalmente por vía metabólica. Además, este gas al difundir, también mejora la microcirculación y el exceso de toxinas acumuladas, de manera que se favorece la oxigenación de los tejidos logrando unos mejores resultados.
  • Mesoterapia: Consiste en la aplicación de múltiples inyecciones de pequeñas dosis de sustancias homeopáticas o alopáticas ideales para disolver la grasa, a nivel de dermis profunda y tejido subcutáneo de la zona concreta que queremos tratar. Posteriormente estas grasas disueltas se transportarán por el torrente sanguíneo hacía los riñones para ser eliminadas a través de la orina.
  • EMSCULPT NEO: Es el único dispositivo médico que combina al mismo tiempo la energía de Radiofrecuencia a 27, 12 MHz con la energía electromagnética focalizada de alta intensidad (HIFEM), produciendo la reducción simultánea de la grasa localizada y el desarrollo muscular en una misma sesión. Esta Radiofrecuencia hace que el tejido graso subcutáneo alcance una temperatura uniforme de 43-45ºC en menos de 4 minutos, la cual provoca la apoptosis o muerte celular natural de los adipocitos, que posteriormente serán eliminados del organismo por vía metabólica. Por otro lado, las ondas HIFEM provocan contracciones musculares supra máximas que producen una fuerte respuesta en el tejido muscular. La aplicación de calor y estrés mecánico ha demostrado un aumento en el desarrollo y renovación de las microfibrillas provocando un engrosamiento muscular de entre 24% y el 26%.
  • Ondas de Choque AWT STORZ: La aplicación de ondas acústicas radiales produce un estímulo mecánico sobre el tejido adiposo tratado, provocando una activación natural de los procesos metabólicos celulares y un aumento de la permeabilidad de la membrana celular, con la consiguiente liberación de ácidos grasos libres y de glicerina de las células. Además, las ondas mecánicas estimulan la microcirculación de la zona tratada así como un aumento de la elasticidad del tejido conjuntivo, mejorando el aspecto de la celulitis cuando esta está asociada.
  • Ultrasonido focalizado Accent Prime: Los ultrasonidos focalizados de alta potencia son una herramienta fundamental para eliminar las lipodistrofias de forma rápida y con buenos resultados. Emiten una serie de ondas ultrasónicas que al colisionar contra el panículo adiposo, crean unas microburbujas que se moverán hacia el tejido graso donde provocarán una energía hidrodinámica al implosionar, lo que hará que se convierta en energía térmica y aumente la temperatura de la zona. El aumento de la temperatura estimulará el metabolismo celular con la consiguiente apoptosis o muerte celular de los adipocitos, con la liberación de su contenido en ácidos grasos y glicerol al torrente circulatorio, desde donde serán eliminados naturalmente por vía metabólica.
  • Radiofrecuencia Accent Prime: Es un dispositivo que mediante la emisión de ondas electromagnéticas de alta potencia (40,68 MHz) produce un calentamiento volumétrico y homogéneo del tejido a tratar. Como consecuencia de este aumento de la temperatura se consigue por un lado que las fibras de colágeno de las capas medias y profundas se contraigan, mejorando así su grosor y alineación; y por otro, se consigue la aceleración del metabolismo de las células grasas, lo que provoca una notable disminución de su tamaño.
  • Radiofrecuencia Monopolar Médica Indiba: dispositivo que emite una corriente electromagnética a una frecuencia específica de 443 KHz, que produce un aumento de la temperatura de la piel tanto a nivel superficial como profundo, generando un aumento del metabolismo celular, del flujo sanguíneo y de la circulación, al mismo tiempo que mejora la oxigenación a nivel celular y de los tejidos. La radiofrecuencia favorece la compactación de las células grasas y la reestructuración del tejido subcutáneo, dotándolo de firmeza.
  • Método Renata França “masaje Modeladora”: Es una técnica de masaje manual que consiste en la aplicación de movimientos rápidos, firmes e intensos por todo el cuerpo. Gracias a este masaje vigoroso somos capaces de movilizar y reorganizar los adipocitos localizados, siendo capaces de remodelar la figura del paciente.

Galería de ejemplos

Solicita

Diagnóstico Gratuito