Esta web usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso y lo expuesto en nuestra POLITICA DE COOKIES Y PRIVACIDAD Saber más

Acepto

Aunque el furor de la llamada "operación bikini", no suele darse hasta mayo, en estos últimos años cada vez son más los que empiezan a preocuparse por el aspecto que tendrán cuando llegue el momento del bañador en cuanto se acerca la Semana Santa, sobre todo aquellas personas que escogen como destino vacacional lugares en los que luce el sol, aunque no haga tanto calor como para ponerse el bañador, sí se preocupan por preparar la piel para la ropa de manga corta. 

Pero también es verdad que, aunque son minoría, sí se nota un incremento de aquellos que mantienen los resultados obtenidos todo el año, ya que es mucho más sencillo, y los beneficios son mucho mayores, hacer una mantenimiento progresivo, que el esfuerzo que supone el sprint de las operaciones bikini habituales. 

Cuidar la alimentación y hacer ejercicio de manera regular todo el año es necesario para lograr unos buenos resultados que además sean duraderos en el tiempo, pero lo cierto es que son muchas las personas que cada año se someten a una “operación bikini” cuyo interés es bajar peso de manera rápida para tener el cuerpo que desean en las playas, haciendo caso omiso a las advertencias respecto al “efecto rebote”.

La mayoría de estas personas son conscientes de que son necesarias unas correcciones alimentarias y realizar ejercicio físico para lograrlo, pero también hay pacientes a los que les cuesta trabajo el cambio de hábitos, y otros que ya ni lo intentan, porque saben que no van a ser constantes o porque por falta de tiempo no quieren someterse a una dieta (comer de una manera sana requiere algo más de dedicación que alimentarse de comida basura, por ejemplo), que directamente buscan tratamientos de medicina estética que les ayuden a eliminar los defectos estéticos que les preocupan sin sudar, ni hacer régimen.

Aunque los resultados van a ser mejores combinados con dieta y ejercicio, hay cada vez más tratamientos que permiten por si solos eliminar celulitis, grasa localizada o reducir centímetros.

Publicado en YO AVANZO BLOG

Di adiós a la operación bikini, a los atracones de gimnasio justo antes del verano, a las dietas estrictas… di adiós al efecto rebote, a recuperar los kilos ganados (y alguno más) en cuanto abandonas los buenos propósitos, a renovar el armario cada vez que cambias de talla…

Y di hola a un cambio de hábitos que te permitirá conseguir y mantener el cuerpo que siempre habías deseado.

Publicado en YO AVANZO BLOG

A todos nos gusta disfrutar del verano: pasear junto al mar, compartir tiempo con los amigos y la familia, saborear las comidas típicas de la época estival, descansar, romper con la rutina, sentir el sol en la piel… Sin embargo, nuestro cuerpo y nuestro rostro acusan las consecuencias de estos agradables “excesos”.

A pesar de que cada vez nos protegemos más, la exposición solar y el contacto con el agua del mar o el cloro de las piscinas castigan nuestra piel. Por otra parte, el cambio de hábitos suele implicar que hagamos menos ejercicio y descuidemos la alimentación. Por eso cada vez son más los pacientes que vienen a la Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda en Santiago de Compostela en busca de soluciones a los daños que las vacaciones estivales nos provocan.

La piel seca por falta de hidratación, la aparición de manchas y arrugas, o el aumento de peso  son algunos de los problemas para los que se demanda un tratamiento de choque en esta época.

Exfoliar de manera profunda e hidratar al máximo estimulando la regeneración celular son las principales consignas.

Para devolver la luminosidad al rostro e hidratar, los tratamientos de mesoterapia con vitaminas y ácido hialurónico son ideales para combatir la poca luz del otoño y recuperar la hidratación de la piel de los efectos del sol del verano.

La mesoterapia facial, que conocemos también como “cocktail de vitaminas”,  aporta una gran nutrición, luminosidad y revitalización del rostro y área del escote.  Una combinación personalizada de vitaminas, antioxidantes y aminoácidos se absorbe de forma muy eficaz mediante micro-inyecciones, generando unos beneficios inmediatos.

El ácido hialurónico mejora visiblemente la calidad de la piel y recupera la dermis interna dándole un aspecto rejuvenecido. No hay que olvidar que cuando somos jóvenes nuestra piel tiene una alta concentración de este ácido, lo que la ayuda a mantenerse elástica, firme y sana. El ácido hialurónico puede utilizarse para devolver el volumen a aquellas zonas en las que se ha perdido debido al paso de los años, o para disminuir progresivamente las arruguitas superficiales, mejorar desde dentro la textura de la piel y devolverle un aspecto más juvenil con infiltraciones de ácido hialurónico especial para hidratación sin relleno. 

No hay que olvidar que la radiación solar es responsable del 80 por ciento del envejecimiento externo y de las lesiones de la piel, como lentigos, queratosis, tumores y manchas, que afean estéticamente, pero también pueden perjudicar nuestra salud.

El IPL es uno de los tratamientos más eficaces para la eliminación de manchas, sin embargo en la Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda no los realizamos hasta que las pieles están menos bronceadas y hay una menor incidencia de la radiación solar para que sean totalmente seguros.

Para atenuar los efectos del sol y mejorar de forma sensible esas manchas, sí podemos optar por los 'peeling' despigmentantes personalizados y adaptados a las necesidades de cada paciente (no debe tratarse igual una dermis fina y con arrugas y una grasa y poros dilatados).

Aunque es verdad que los tratamientos faciales son los más demandados, porque con el otoño empezamos a cubrirnos el cuerpo (y la cara, cuello y manos son casi lo único que ven los demás), no deben descuidarse los tratamientos corporales para que la llamada “operación bikini” se haga menos cuesta arriba.

La moderna aparatología, y la experiencia y formación del equipo de Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda, permiten ofrecer los tratamientos combinados más eficaces para poner el cuerpo a punto, como un protocolo personalizado que incluya ondas, carboxiterapia, mesoterapia, criolipólisis o indiba médico, en función de las necesidades y objetivos (destruir la grasa localizada, alisar la celulitis, reducir volumen, tonificar o reafirmar el tejido).

Si quieres mejorar el aspecto y la salud de tu cuerpo y rostro consúltanos respecto a los tratamientos más adecuados para ti.

Publicado en YO AVANZO BLOG

Cuando pensamos en el verano, lo primero que visualizamos es una playa, un bikini y un cuerpo, e irremediablemente la temida celulitis.

Si eres de ese 1% de las afortunadas que no la padecen, enhorabuena porque eres una privilegiada, pero si perteneces al 99% restante bienvenida al club de las mortales, pero no te desesperes, porque seguro que algo podremos hacer por ti.

En primer lugar es necesario conocer qué es y cómo se forma la celulitis, y aclarar que aunque ésta sí que entiende de sexo, no entiende de edad, de peso ni siquiera de constancia en el ejercicio. Es verdad que el sobrepeso es un factor que puede aumentar el riesgo de padecerla, aunque no es un condicionante, ya que mujeres delgadas y deportistas también pueden tenerla.

La Celulitis es una enfermedad metabólica que afecta al tejido celular subcutáneo (capa profunda de la piel) principalmente de mujeres, produciéndose cambios funcionales y fisiológicos del tejido conectivo, hipertrofia de los adipocitos (células grasas), y trastornos circulatorios, dando todo ello un aspecto de "piel de naranja".

Las causas de su aparición son diversas, pudiendo destacar: la herencia genética (mujeres con antecedentes de obesidad y celulitis en su familia), los problemas circulatorios (retención de líquidos, ropa muy ajustada, posturas inadecuadas, etc.), la vida sedentaria (falta de ejercicio físico), la alimentación (exceso de calorías, dieta rica en grasas saturadas y sal), el alcohol y el tabaco, factores hormonales (exceso de estrógenos) e incluso el estrés.

La des-estructuración del Tejido Subcutáneo se produce en etapas, las cuales nos van a indicar el tipo de celulitis que padecemos:
- Celulitis blanda o flácida: afecta principalmente a mujeres mayores de 40 años con poca actividad física y cambios bruscos en el peso. El tejido afectado (sobre todo muslos y brazos) se presenta blando y esponjoso al tacto.
- Celulitis edematosa: afecta a mujeres de todas las edades, pero con mayor frecuencia a jóvenes y adolescentes. Es de consistencia espesa al tacto y se localiza principalmente en piernas, lo que hace que resulte más difícil de tratar.
- Celulitis dura o compacta: muy típica en mujeres jóvenes deportistas, mujeres con sobrepeso u obesidad. El tejido presenta una consistencia firme y dolorosa al tacto, siendo normalmente una celulitis incipiente.
- Celulitis mixta: es un tipo en el que se mezclan varias de ellas, y suele ser la que se presenta con mayor frecuencia.

Y en cuanto a las soluciones, que realmente es lo que nos interesa; ¿qué podemos ofrecer?.

Que las correcciones alimentarias y el ejercicio físico son imprescindibles ya lo sabemos, y siguiendo además las recomendaciones de una buena amiga que siempre me dice: "Yolanda las mujeres estamos cansadas de oír lo de la dieta y lo del ejercicio, lo que realmente queremos es que nos hables de tus tratamientos milagro para la celulitis"; y aunque soy una enamorada de la micronutrición, es lo que voy a hacer.

Desde el punto de vista médico estético todavía queda margen para obtener mejores resultados en el tratamiento de la celulitis, aunque puedo afirmar que la combinación de tratamientos es la solución más eficaz.

Así, por ejemplo, para la celulitis edematosa funciona muy bien la combinación de la Presoterapia (presión mecánica que mejora la circulación sanguínea y el flujo linfático) o el DLM (Drenaje Linfático Manual que mejora el flujo linfático y por lo tanto la eliminación de toxinas) con el Indiba Médico (Radiofrecuencia monopolar que restablece el potencial eléctrico celular, mejorando el aspecto de los tejidos) o con los cócteles de Mesoterapia homeopática (administración por vía intradérmica de principios activos específicos).

Si queremos tratar una celulitis blanda podemos combinar el Indiba Médico, con la Mesoterapia o con los inyectables de última generación tipo Alidya (fórmula con principios activos que ayudan a eliminar elementos tóxicos y a normalizar la fisiología de las células grasas) o bien con la Carboxiterapia (inyección de Gas Carbónico que mejora la microcirculación y oxigenación de los tejidos, y por lo tanto la combustión de las grasas). Y si nos enfrentamos a una celulitis dura, deberemos primero deshacer los macronódulos aplicando las Ondas de Choque (ondas radiales que rompen los septos fibrosos) y la Carboxiterapia. Y si me tengo que quedar con alguna de estas técnicas, no tengo ninguna duda: la Carboxiterapia y el Indiba Médico.

Eso sí, el éxito en los resultados lo garantizará un correcto diagnóstico, que a su vez nos determinará los tratamientos más adecuados, siendo imprescindible tratarla en cuanto empieza a aparecer porque así será más fácil de eliminar.

Y no te olvides que "la celulitis es una enfermedad que no mejora con los años".

ya 30  logo facebook  logo youtube  logo instagram   logo yo avanzo blog

   Clínica de Medicina Estética Yolanda Albelda - NRS: C-15-000874 - Rúa da Senra, 7-9 Bajo B Santiago de Compostela - clinica@yolandaalbelda.com - T: 981561625 - Aviso Legal - Política de Cookies