tel: 981 561 625
Generic selectors
Exact matches only
Buscar en Títulos
Buscar en Contenido
Post Type Selectors
Buscar en Noticias
Tratamientos
Procedimientos
Cosmética
Nutrición
Aparatología

Flacidez del Óvalo Facial (Efecto Jowl)

Contrariamente a lo que se piensa, las arrugas no son las únicas responsables de mostrar los efectos del paso de los años; sino que es la pérdida de firmeza y la falta de definición del óvalo las auténticas responsables de poner en evidencia los cambios que van sucediendo en nuestro rostro.

A veces el óvalo facial del rostro junto con el cuello son los grandes olvidados, porque no están en la primera línea del campo de visión y probablemente porque en el fondo somos conscientes de que son difíciles de tratar. Por ello es importante, más que nunca, llevar a cabo tratamientos preventivos que eviten o retrasen su descolgamiento.

Cuando somos jóvenes nuestro rostro delimita un triángulo invertido o “triángulo de la belleza”, de manera que los pómulos están perfectamente marcados siendo la base de dicho triángulo, y aportando el mayor volumen a nivel del tercio medio del rostro. La cara se va estrechando hacia el tercio inferior a medida que nos acercamos a la barbilla, que delimita el vértice del triángulo, donde la línea mandibular y el mentón están correctamente alineados dando una sensación de continuidad. A partir de los 40 años e incluso antes, según la genética de cada uno, se van produciendo una serie de cambios importantes como es la disminución de la síntesis de proteínas estructurales de calidad (colágeno y elastina), los ligamentos retenedores van perdiendo su firmeza, los compartimentos grasos van migrando hacia el tercio inferior y la estructura ósea que da soporte al rostro también se modifica. La suma de todo esto hace que “el triángulo de la juventud” se invierta, y que la zona de máxima proyección del rostro ya no esté a nivel del tercio medio, sino a nivel del tercio inferior. En definitiva, la cara se desplaza hacia abajo y hacia adelante, de manera que se pierde volumen a nivel de mejillas porque la almohadilla malar migra, los pómulos pierden su volumen natural y los ligamentos ceden, haciendo que se marquen más los surcos nasogenianos y las comisuras labiales. El resultado final es que se desdibuja el óvalo facial apareciendo el temido jowl, vulgarmente conocido como “cococha”, que no deja de ser grasa localizada que se ha ido desplazando y que se acumula a ambos lados de las líneas de marioneta, dando al rostro un aspecto triste, cansado y envejecido.

Y aunque el envejecimiento sea el principal responsable de su aparición, existen otros factores que pueden afectar negativamente, como son: la genética, la sobreexposición solar, el tabaco, los hábitos alimenticios, el sobrepeso, el ejercicio intenso de impacto, etc. Para que el resultado sea mucho más eficaz y natural, es importante hacer una medicina preventiva y evitar o retrasar su aparición.

Cómo prevenirlo

  • Evitar la sobreexposición solar. Usar protector solar SPF 50+ todo el año.
  • Evitar el sobrepeso. Dieta equilibrada evitando los excesos de grasa.
  • Hacer ejercicio moderado a diario y evitar la vida sedentaria.
  • Aplicar una cosmética adecuada que contenga principios hidratantes como el hialurónico, estimuladores de colágeno, retinol, etc. Aplicarlos correctamente con movimientos ascendentes, desde el tercio inferior hacia el superior.

Tratamientos

  • Carboxiterapia: Consiste en infiltrar dióxido de carbono (CO2) en la piel y a nivel de tejido subcutáneo, lo cual va a provocar una dilatación vascular y una mayor oxigenación de la zona tratada. Además, el gas tiene cierta acción lipolítica, de manera que asociado a otros tratamientos como la hidrolipoclasia (inyectar previamente suero fisiológico) a nivel del Jowl, mejorará los resultados de la carboxiterapia. Se puede combinar con otros tratamientos como: Prostolane Inner B, Mesoterapia, Radiofrecuencia Inducida, etc.
  • Prostolane Inner B: Es un producto compuesto por péptidos biomiméticos y ácido hialurónico, que cuando se inyecta a nivel de la grasa localizada de la papada manda señales para favorecer su eliminación de los adipocitos de manera natural, a través del sistema linfático e hígado. Además, durante este proceso también se estimula la síntesis de nuevo colágeno, mejorando la calidad y tersura de la piel. Nos permite obtener un resultado natural y normalmente se utiliza combinado con otros tratamientos, como: Carboxiterapia, Radiofrecuencia Inducida Accent, Mesoterapia, etc.
  • Hilos tensores de PDO (Polidioxanona): Por un lado la Podioxanona es una sustancia que favorece la síntesis de colágeno y de fibras de elastina a nivel del tejido subcutáneo, y por otro, gracias a la fibrosis que se origina a lo largo de todo su trayecto, los hilos pueden utilizarse combinados con otras técnicas o productos como el Ácido Hialurónico y la Hidoxiapatita Ca++ para mejorar la flacidez del tercio inferior e inferior, recuperando la definición del óvalo facial y sin aportar volumen.
  • Ácido Hialurónico: En muchas ocasiones es imprescindible para mejorar la flacidez del óvalo facial reponer en primer lugar el volumen perdido a nivel de mejillas y pómulos, lo cual va a ayudar también a mejorar el surco nasoyugal y nasogeniano. Una vez reposicionados los tejidos a nivel del tercio medio, debemos tratar la región infrazigomática hacia el ángulo mandibular posterior. Además, este producto actúa como un soporte del colágeno en la piel, incrementado su producción y ayudando a que el tejido tenga un aspecto más firme. Podremos utilizar ácidos hialurónicos de diferente densidad en función del plano de inyección, la técnica empleada y del resultado que queramos obtener.
  • Hidroxiapatita Ca++: Gracias a sus propiedades como inductor de colágeno resulta un producto ideal para tratar la flacidez del tercio inferior del rostro a nivel del óvalo facial, trabajando la región zigomática posterior a nivel preauricular, recuperando así la definición del ángulo mandibular sin aportar volumen. Nos permite tratar en origen uno de los motivos responsables de su formación, y además, se puede hacer un tratamiento combinado con otros procedimientos como la inyección de ácido hialurónico cuando éste sea necesario para recuperar los volúmenes perdidos.
  • Mesoterapia: Consiste en la microinyección de determinados principios activos lipolíticos y drenantes que ayuden a eliminar el pequeño depósito de grasa acumulado a ambos lados de las comisuras o “cocochas”, al mismo tiempo que provocan la síntesis de colágeno y reordenación de las fibras de elastina, mejorando la calidad de la piel. Es un procedimiento que se utilizará combinado con otros como: Ácido Hialurónico, Hidroxiapatita Ca++, Carboxiterapia, Radiofrecuencia Inducida, etc.
  • Láser Q- Switched Nd- Yag Elektra Clear & Lift: Es un láser fraccional no ablativo que genera una onda fotomecánica a 1064 nm la cual produce un efecto mecánico que a su vez ocasiona una lesión dérmica controlada en las diferentes capas de la piel, estimulando la formación de nuevo colágeno y la reorganización de las fibras de elastina, sin lesionar la epidermis. Gracias a este efecto se logra redensificar y mejorar la calidad de la piel, así como tratar ciertos signos de flacidez a nivel del tercio medio e inferior del rostro, recuperando la definición del óvalo facial.
  • Radiofrecuencia Accent Prime: Es una radiofrecuencia que emite unas ondas electromagnéticas de alta frecuencia (40,68 MHz), las cuales producen un calentamiento volumétrico y homogéneo de la piel del tercio inferior estimulando los fibroblastos, lo cual provoca la síntesis de nuevo colágeno, el reordenamiento de las fibras de elastina y la compactación del ya existente, mejorando así la flacidez del óvalo facial. Este tratamiento se puede combinar con otros, como: Carboxiterapia, Prostolane Inner B, Hidroxiapatita Ca++, Mesoterapia, etc.
  • Radiofrecuencia Médica Indiba: Es un sistema que genera un campo electromagnético a una frecuencia específica de 448 KHz, produciendo un aumento de la temperatura interna de los tejidos lo cual afecta al interior de las células, movilizando los iones a través de su membrana. Esta activación celular genera diferentes efectos biológicos: aumento de la oxigenación de los tejidos, mejora del flujo sanguíneo, y la producción y síntesis de colágeno y elastina. Estos procesos van a mejorar la consistencia de las diferentes capas de la piel del tercio inferior y por lo tanto su flacidez. Es un tratamiento que se puede combinar con otros, como: Carboxiterapia, Prostolane Inner B, Hidroxiapatita Ca++, Mesoterapia, Láser Q-Switched Elektra, etc.
  • Método Renata França “Miracle Face”: Es una técnica manual específica que se basa en realizar movimientos enérgicos, firmes y rápidos estudiados, que permiten una remodelación y reafirmación de los tejidos cutáneos del tercio medio e inferior, mejorando la definición del óvalo facial.

Galería de ejemplos

Solicita

Diagnóstico Gratuito